Una Navidad con Más Magia que Nunca.

Todos sabemos que el 2020 ha sido un año distinto. Un año difícil. 

 

Pero entre todo lo malo, también hemos visto cómo los animales del mundo recuperaban espacios en distintas ciudades. Renos en Toronto, cisnes en Venecia, leones paseando por las calles de distintas ciudades del sur de África…
Esta magnífica muestra de cercanía entre animales y personas ha sido la inspiración para una campaña de Navidad distinta, una campaña en la que los animales toman las riendas y agradecidos, salvan la magia de una noche única. 

 

La campaña, si bien pensada digital first, abarca más de 120 piezas y activaciones, lo que la confiere una fuerte presencia en  medios tradicionales y no tradicionales, llegando a no sólo toda la población de Andorra si no también de los países vecinos y el mundo.

 

Un impactante spot creado por la agencia y producido por 23lunes (una productora de animación de primer nivel internacional con sede en Barcelona) es el eje central de esta campaña integrada. 

 

Para ello desde la agencia hemos trabajado codo a codo con la productora en la creación de todos y cada uno de los personajes protagonistas. No sólo desde el punto de vista visual y del diseño del personaje en sí, si no también desde la personalidad del mismo, las características que los hacen único y las bases que marcan la relación de cada uno de ellos con el resto del grupo y su rol en la aventura misma. 

 

Un gran trabajo de creación integral de personajes y storytelling, para el que contamos con el mejor partner que podríamos haber llegado a soñar.

Para que la campaña llegue absolutamente a todos los públicos también hemos creado y desarrollado una una gran variedad de acciones, tanto dentro del centro comercial, como fuera. 

 

Los animalitos protagonistas de nuestra campaña tomaron el centro de Andorra la Vella (para lo que queremos agradecer una vez más la colaboración del Comú de Andorra la Vella) en una activación sin precedentes en el país. 

 

Con una fuerte presencia en Google Maps, esta novedosa iniciativa movilizó a todas las familias Andorranas que salieron a las calles a fotografiarse con estos simpáticos animalitos que como todos ya sabemos, han logrado salvar la Navidad en un año en el que la magia es más necesaria que nunca.

 

Para todos los que se acercaran al centro comercial, la magia continuaba con una impactante iluminación Navideña coronada por una pantalla gigante en la que se transmitía contenido exclusivo de la campaña.

 

Pero la verdadera sorpresa estaba en el interior de los almacenes. 

 

En distintos puntos de Pyrénées, los visitantes podían vivir aventuras reales con los protagonistas de nuestra campaña gracias a 3 divertidas activaciones de realidad aumentada. Un desarrollo de primer nivel que sorprendió a grandes y pequeños.

 

De esta forma, lo que llegó a la agencia como un brief navideño más, se convirtió en una impactante campaña 360º con una apuesta creativa y de producción sin precedentes en el país. 

Web: https://www.pyrenees.ad/nadal-2020/